Y de nuevo llegó el tiempo de Adviento al Colegio; 4 semanas especiales de preparación interior para la Navidad. Así que, nos pusimos en camino y nos dejamos acompañar por María, la madre de Jesús. Si hubo alguien que esperó con gran alegría el nacimiento del Hijo de Dios, sin duda, fue ella.
Conforme han ido pasando los días, hemos sentido su cercanía de Madre y a decir “SÍ” a Dios, porque sabemos que podemos aprender cosas buenas y llegar a ser mejores si confiamos en Él.
Por eso, el pasado 3 de diciembre, le hicimos a María un sencillo homenaje ya que una de sus fiestas más importantes es el día 8.
¡Gracias María por enseñarnos a cada uno a conocerse, aceptarse y superarse!
Hna. Ana R. Martínez