Las Misioneras Agustinas Recoletas y el profesorado del colegio se han preparado en profundidad para hacer frente al inicio de un curso diferente y peculiar.
Una dedicada labor, desde la organización de sus clases según las medidas pedagógicas y sanitarias y la adecuada señalización de prevención del COVID, en todos los espacios del colegio. También se revisó con detenimiento el protocolo a seguir para evitar cualquier contagio.
Pero ante todo, prepararon sus corazones para afrontar este inicio de curso con la Eucaristía en la solemnidad de Ntra Sra de la Consolación, que se celebró el 4 de septiembre. De la mano de María nos sentimos protegidos para afrontar las dificultades que vendrán y el lema agustiniano que guía nuestro caminar educativo “Conócete, acéptate, supérate” nos fortalecerá el corazón para ser consuelo y esperanza para todos.
Hna. Ana R. Martínez