Parece mentira pero hace apenas poco más de una semana que terminamos el 2º trimestre del año escolar 2020-21; un curso de lo más diverso y creativo ante las dificultades y limitaciones que se debían tener frente al COVID. Pero… ¡hemos salido adelante a pesar de todo y gracias a todos!
Hemos seguido trabajando todos los contenidos académicos de la mejor forma posible y además hemos puesto en práctica nuestra imaginación de forma muy especial.
En enero recordamos a la Congregación de las Misioneras Agustinas Recoletas, las “monjas” de nuestro Colegio, que también lo fundaron. Este año profundizamos sobre las virtudes y valores de su Carisma aplicadas a sus fundadores: Monseñor Ochoa-Humildad, Madre Esperanza-Caridad, Madre Ángeles-Alegría y Madre Carmela-Sencillez.
Pasamos por el día de la Paz recordando a Gandhi y nuestro deber y obligación de protegernos unos a otros ante la violencia y el acoso. Algunos de nuestros mensajes quedaron pegados en las puertas de las clases para que no se nos olviden.
Este curso no hemos podido ir de excursión, pero entre otras muchas actividades pudimos soñar con paisajes y proyectarlos más allá de lo que simplemente se puede ver con nuestros ojos.
De igual forma pudimos investigar sobre personajes distinguidos de Andalucía por su dedicación a la Ciencia, la Cultura, las Artes y la Religión.
Para el 8 de marzo, Día de la Mujer, las protagonistas fueron “ellas” por medio de la elaboración de murales sobre grandes figuras femeninas en el deporte, la política, la investigación…
¡Ah! y en febrero, siempre solidarios con los más pobres en la Campaña de Manos Unidas; este curso con el lema “Contagia solidaridad para acabar con el hambre en el mundo”
Hna. Ana R. Martínez